27 de marzo de 2008

Cuestión de Género

El sábado pasado alquilé XXY, una película argentina, dirigida por Lucia Puenzo, y protagonizada por Inés Efrón, Ricardo Darin y Valeria Bertuccelli, entre otros. A lo largo del filme se presenta la historia de Alex (I. Efron), quien es una pseudohermafrodita femenina ... la hago simple, y sin entrar demasiado en detalles médicos, es una mujer con el órgano reproductor masculino. La película te deja de cara y durante mi reposo de fin de semana me maquinó el bocho a mil con este tema.
Como por esas coincidencias de esta vida, esta mañana mientras desayunaba, con el noticiero, cual música ambient, divisé en la pantalla del tele a un hombre, con pelos en el pecho y con una panza de embarazo. Me dirigí de la cocina al comedor para reafirmar lo que mis ojos estaban viendo. Tuve miedo de que los medicamentos que estoy tomando me estuvieran tendiendo una trampa.Pero no, era lo que yo imaginé en un principio.
Se trata de Thomas Beatie, un transexual varón casado, quien se sometió a una operación para eliminar sus pechos femeninos y a tratamiento de testosterona en su proceso de cambio de sexo. A pesar de su transformación, conservó sus órganos reproductores femeninos.
La mujer de Beatie sufrió una endometriosis que le impide tener hijos, por ese motivo, luego de recurrir a innumerables bancos de esperma, lograron engendrar a su bebé.

El señor está de 5 meses, y espera una niña para el verano norteamericano.
Bueno, no es un tema nada fácil de enmarcar, ni para tomarlo a la ligera. Pero como yo soy simplemente una espectadora, sumamente asombrada, lo primero que se me viene a la mente es el futuro de esa criatura al ver las fotografías de su padre embarazado. Una realidad difícil de asumir y de aceptar.
Mientras termino estas lineas, se me cruzan 100.000 incógnitas más.
La utopía de Arnold Schwarzenegger en la película Junior se hizo realidad...

A pedido de Luci ...
Q bueno sería tenerte como colega...
te re veo amiga!

2 comentarios:

Franco dijo...

Impactante esa foto! es cierto solo podemos ser espectadores... ninguna palabra seria acertada ya que no vivimos lo q el vive..

Macedonio Strangiatto dijo...

eso es amor...