20 de septiembre de 2007

El maldito fenómeno de los sueños...


Freud mantiene que todos los sueños representan la realización de un deseo por parte del soñador, incluso los sueños tipo pesadilla. Hay sueños negativos de deseos, donde lo que aparece es el incumplimiento de un deseo. Para esto se dan varias explicaciones, entre las cuales está la satisfacción de una tendencia masoquista. No obstante sigue en pie la conclusión general de Freud: los sueños son realizaciones disfrazadas de deseos reprimidos. Según su teoría, la "censura" de los sueños produce una distorsión de su contenido. Así que lo que puede parecer ser un conjunto de imágenes soñados sin sentido puede, a través del análisis y del método "descifrador", ser demostrado como un conjunto de ideas coherentes. Freud propone que al valor del análisis de los sueños se radica en la revelación de la actividad subconsciente de la mente.
El deseo aparece disfrazado en el aspecto manifiesto del sueño, en lo efectivamente soñado, proceso denominado 'deformación onírica'. Freud se pregunta porqué tiene que haber una deformación, ya que podría haber ocurrido que el sueño expresara el deseo en forma directa, sin deformación. Esta deformación es intencional y se debe a la censura que el sujeto ejerce contra la libre expresión de deseos, por encontrarlos censurables por algún motivo.

El maravilloso despertar luego de haber soñado algo que dificilmente ocurra...
Y si protesta el corazón... en la farmacia puedes preguntar: "Tiene pastillas para no soñar??"

1 comentario:

Pablo G dijo...

De sueño vive la gente y puede llegar a ser el momento donde muchos se sientas vivos. Otros en los sueños son como mas les gusta ser. Sin embargo, otros descubren lo que mas le gusta. En mi caso, son una buena historia para empezar el dia de la mejor forma.

PD: Ya arregle lo de la coreo. ya t conteste el msj, y t pregunto porq no hubo hoy periodismo social. vos sabias y no me avisate? snif, snif.