5 de abril de 2008

Malas interpretaciones... pésimas conclusiones


Ayer terminé de comprender que la Presidenta interpretó lo que quiso sobre la caricatura de Sábat en Clarín, al que calificó de "cuasi mafioso", una especie de mensaje mafioso, pero no tan mafioso.
Fernandez de Kirchner exclamó en su discurso del martes pasado, en alusión al dibujo, "¿Qué es lo que debo callar? ¿qué es lo que no puedo decir?" Viendo, a simple vista, el dibujo no alude a que ella deba silenciar algo. La vista le debe haber jugado una mala pasada, y no vio que en el costado izquierdo de su rostro (del lado derecho, viendo la imagen de frente) se esfuma el perfil inconfundible de nuestro ex presidente, su marido, el segundo "joistick" al que aluden los que sostienen la hipótesis del "gobierno de doble comando".
A mi punto de vista, la idea de la caricatura es representar esa idea. Demostrar quién es quien verdaderamente toma las decisiones. No por nada el perfil de Néstor se ubica a la altura del oído de la actual presidenta.

9 comentarios:

Albano Barrufaldi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
maripi dijo...

me sonrojo?? o se sonroja la señora??

Albano Barrufaldi dijo...

"Malas interpretaciones... pésimas conclusiones"

Albano Barrufaldi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Albano Barrufaldi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Albano Barrufaldi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
maripi dijo...

ey ... paraaa flaco! estos mensajes no me pintan demasiado... game over.

GINA dijo...

Pía querida es un placer leerte amiga! Te repito: No te equivocaste!

maripi dijo...

Un placer que me leas amiga!!!
Un beso gigantee!